miércoles, enero 03, 2007

BARAJAS.

Creo que la crítica fundamental sobre este lamentable suceso se debe hacer sobre quien ostenta la responsabilidad de gobierno. El modo en que se ha llevado la negociación con ETA se ha demostrado incorrecto, y no por factores imponderables, si no por errores de base. ETA no responde a las directrices de sus dirigentes más favorables a la paz y al diálogo, si no que son un grupo de asesinos sin ningún tipo de racionalidad. Esto se pudo ver en los juicios de Txapote y del otro asesino, son muestras de un planteamiento extendido en dicha organización. Si esto se sabe, y creo que no es discutible, ¿cómo se parte de una estrategia negociadora donde se asuman unas premisas que nos son válidas?. Las respuestas van desde la manifiesta incompetencia del Gobierno, en toda su jerarquía, hasta “claves oscuras” de chantaje etarra. En cualquier caso la conclusión es muy negativa. Esta iniciativa del Gobierno debe ser reprobada y exigirse las responsabilidades acordes a la gravedad del error y sus consecuencias.

Wallenstein en su bitácora expone un artículo interesante, con no menos interesantes referencias. A mí uno de los aspectos que me resultan más extraños es el comportamiento de Zapatero. No su actitud de “quemar” a su ministro y a J. Blanco, del que algunos dicen que es imbécil, si no que, siendo un hombre paciente, muy precavido y desconfiado, haya fiado de tal manera su apuesta personal. No es solo incompetencia, ya manifiesta, no sé qué es, y me gustará ver que estoy equivocado. Que es “sólamente” incompetencia grave. Zapatero no es brillante ni profundo, pero no es ningún necio.

La reacción virulenta de la oposición al Gobierno, y no refiero a la oposición política en sentido estricto, viene motivada porque en muchos casos, Zapatero ha transmitido un comportamiento más comprensivo y contemporizador con ETA del que se hubiera esperado de un Presidente de Gobierno. Igualmente, a la AVT, por ser cercana al PP, la ha tratado de laminar. La radicalidad de nuestro Presidente ha sido clara en este proceso.

Ahora estamos en un momento donde se trata de desviar la atención de lo fundamental. Los grupos de comunicación afines inciden en la forma de las manifestaciones de la AVT, juicios de intenciones,.....Perdiendo de vista, de forma espuria, lo sustancial de todo este proceso que culminó con la bomba de ETA. Tratan de radicalizar la respuesta del PP, hasta ahora con un sentido de estado no pequeño.

Lo que es, por lo menos para mí, muy inquietante, es la capacidad de ETA de causar una catástrofe de esta dimensión. De haber viajeros, el resultado hubiera sido una matanza similar al 11-M. Creo que las Fuerzas de Seguridad deberían haber trabajado con escenarios de este tipo después del 11-M.

En conclusión, todo lo que se ve produce mucha desolación y tristeza.

1 Comments:

Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
Muy agradecido estoy de nuevo por tu referencia, inmerecida sin lugar a dudas, entre otros motivoss porque recojo la idea de Juan Pedro Quiñonero.
En cualquier caso, desde el PSOE se admite que no hubo buena sintonia con los "negociadores" y que hay que hacer autocritica. Esperemos que esta vaya por el buen camino.
Saludos a todos.

2:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home