jueves, noviembre 16, 2006

M. SEBASTIÁN Y LA ECONOMÍA.

Leyendo las declaraciones del candidato a la alcaldía de Madrid, M. Sebastián, sobre la marcha de la economía. Me ha hecho pensar sobre dos corrientes de interpretación histórica. Una sostiene que los hombres (utilizo el genérico de hombre para referirme a seres humanos machos y hembras. No quiero líos con las y los feministas) tienen una importancia capital en los acontecimientos históricos y otra defiende la tesis sustentada en que son los acontecimientos, su interacción, oportunidad espacial/temporal de los hombres los que guían el curso de la historia. De esta última tesis, L. Tolstoi impregna su “Guerra y Paz”, y Otto Von Bismarck decía un bonito aserto, más o menos, Bismarck trataba de oír el susurro de los pasos de Dios e ir lo más pegado a sus faldones que pudiera. No tengo criterio para postular categóricamente una u otra corriente. Creo que ambas tienen razón y la realidad es muy compleja para ceñirse a un determinado modelo siempre. Un poco de relativismo no es malo.

Respecto a la macroeconomía, creo que se puede aplicar la misma aproximación en su parte más general. La dicotomía entorno/protagonista. En este mundo plano y globalizado, todo depende de todo, cada economía nacional está muy interconectada con su entorno. Sin duda, que una interpretación inteligente de la situación, diseño de medidas cabales y correcta puesta en práctica son básicas. Pero para eso hace falta cierto talento, profesionalidad y correcta adecuación a la responsabilidad desempeñada. Cosa que dudo en M. Sebastián.

El basar el crecimiento en la mano de obra procedente de la emigración, no es un modelo muy correcto a largo plazo. A corto contienes salarios, pero basas tu economía en productos de poco valor añadido que irán deslocalizándose gradualmente. Todo es bueno y malo, dependiendo de la dosis. El valor añadido de la economía, basado en, primero educación adecuada, políticas de I+D+I, medidas fiscales,.....parece que es sobre lo que hay consenso en Occidente. Pero no me voy a extender en eso, vuelvo a recomendar una
excelente lectura sobre este tema.

Lo que quiero tratar es lo, permítaseme, valorar como ciertamente pobre y precipitada la alocución de M. Sebastián. Motivada porque “El País”, decía que no se le veía. Este Gobierno sólamente se mueve a golpe de efectismo y publicidad, es muy débil su sustrato ideológico. Todo gira en las capas superficiales de la opinión, enhorabuena, les va bien. Pero desde luego, el Sr. Sebastián, su señorito y los demás no creo que tengan mucho que ver con la marcha de la economía, salvando a P. Solbes, que se encuentra muy solo y desdichado. Recuerdan a los gobiernos de Franco poniendo planes de desarrollo a una situación buena y positiva.

Qué suerte tiene Gallardón, le han puesto un “juvenil”.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Plas, plas, plas (entiéndase como onomatopeya del aplauso).
Un abrazo, Sánchez Bolín.

8:36 p. m.  
Blogger D. Blas de Lezo said...

Querido profesor Bolín:

Muchas gracias por tu amable comentario. Viniendo de tí es más valioso para mí.

Debes dejar hacer comentarios en tu Espíritu (http://elespiritudepavese.blogspot.com/index.html). Yo me quedo con ganas de comentar contigo sobre los temas que tratas y felicitarte por tu siempre inteligencia y sensibilidad con que los abordas.

Me veo en el sagrado deber de compartir contigo alguna "ambrosía", que ya es hora. Hablamos, un abrazo amigo y gracias de nuevo.

9:02 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home