miércoles, diciembre 20, 2006

NAPOLEÓN&NELSON. V

Napoleón tenía una personalidad más rica que Nelson. Mientras que el almirante británico centró toda su vida en sus dos amores: Inglaterra y Lady Hamilton, por ese orden, Napoleón tuvo más “amores” e intereses vitales. Nelson puso todo su genio al servicio de Inglaterra en la marina de guerra de su majestad, el genio de Napoleón cubrió más campos.

Desde el punto de vista militar el almirante Nelson y el general Bonaparte, fueron muy brillantes y ambos compartían conceptos. Concentración de fuerzas, creación de superioridad local, máximo daño del enemigo, explotar al máximo la victoria,.....Igualmente, ambos, tuvieron la “creative disobedence”, que da la insolencia del genio. Pero la inmortal gloria de Nelson, emana exclusivamente de su oficio con las armas. Napoleón, aparte de ser el mejor militar de su tiempo, y uno de los mejores de la Historia, fue también un hombre de estado. El interés de Napoleón por las artes y las ciencias, era notorio, fue miembro de la Academia de las Ciencias, y un partícipe muy activo de la vida cultural de Francia. Es conocida su anécdota de cómo corregía al actor de moda, Talma, su modo de interpretar a Julio César. En su vida fue un lector infatigable, de Historia fundamentalmente. Esto le influyó mucho, Paoli, dijo de él que era un hombre de Plutarco y esos modelos de la antigüedad le fueron guía en su peripecia vital.

Nelson, era mejor persona que Napoleón. El Sire era un gran manipulador, su conocimiento del alma humana le permitía ganar ventaja. El estilo de liderazgo de Napoleón se basó, en parte, en su magnética personalidad, dominio de la escena, genio militar y personal y la camaradería con sus soldados. Sus arengas, sus condecoraciones a los “bravos”, el compartir con ellos sus condiciones de vida, su amor por el ejército, le granjeó la devoción de sus hombres. Con el pueblo, pero en menor medida, utilizaba el mismo esquema. Pero, insisto que fue un magnífico manipulador. Otro de sus puntos fuertes, era que sabía crear “mesnada”, compartía el botín, con la Gloria era más cuidadoso.

3 Comments:

Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
Don Blas enhorabuena por la serie acerca de estos dos "monstruos" (en el buen sentido de la palabra). Solo una matizacion, como en alguna ocasion has señalado, Nelson cometio o mando cometer crimenes de guerra, cono sucedio en Napoles. Nelson no se tuvo que enfrentar ala labor de gobernar, donde quizas hubiera o no dado la talla. En otro sentido, los marinos a lo largo de todo el siglo XVIII, fueron ademas muchos de ellos cientificos, como podemos ver en jorge Juan o Antonio de Ulloa o en Malaspina. Supongo que en la Navy tambien se fomentaria ese espiritu.
Saludos a todos.

10:42 a. m.  
Blogger D. Blas de Lezo said...

Estimado Wallenstein:

Muchas gracias por tus amables palabras.

Estas en lo cierto, Nelson en Nápoles tuvo un comportamiento cruel con la represión y castigo de los "afrancesados". Y comparto que que no era un estadista, era un almirante de guerra.

Los marinos británicos tuvieron en Trafalgar, después de la batalla, un comportamiento más correcto con los españoles que con los franceses. Primero por saber que el causante de la contienda eran los franceses, y segundo, porque tenían un gran respeto por la marina española (los que tú has citado) y habían navegado con Gravina y otros antes de la contienda.

Feliz Navidad, y que te vaya muy bien en tus ducados sevillanos de Friedland y Mecklenburgo.

11:49 a. m.  
Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
Una pena de marinos y marineros que se perdieron en Trafalgar. Toda una elite en el caso de los marinos, que precisamente como elemento de integracion social, acudian como iguales a muchas tertulias durante el Siglo de las Luces (hay un articulo en esta linea en Anales de Historia Moderna, Univ. Alicante 2002).
Liado con las evaluaciones (los malabarismos que hay que hacer para no cargarte a casi todas las clases. Me estoy dando cuenta que soy un buenazo corrigiendo, pese a la fachada de profesor duro y hueso).
Felices Fiestas a ti tambien y a todos tus lectores.

12:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home