jueves, marzo 15, 2007

DELPHI Y DEMÁS.

Estos días, dentro del cúmulo de noticias sobre ETA, el Gobierno y la oposición, hay una situación que tiene su interés. Me refiero a la situación de la planta de Delphi en Cádiz.

Desde que la gerencia central de Delphi en USA, decidió clausurar sus operaciones en Cádiz y buscar otras localizaciones más beneficiosas para sus intereses, los sindicatos de Delphi, encabezados por el Comité de Empresa, han iniciado una serie de movilizaciones de la plantilla. Fundamentalmente estas movilizaciones, son manifestaciones, encierros, presencia de las esposas en la puerta de la fábrica,......Igualmente, han demandado, exigido, ayuda de la Administración autonómica y nacional para que resuelva el problema. Su criterio de resolución es mantener los puestos de trabajo. El Comité de Empresa ha dicho que: no van a consentir que Delphi cierre la planta, a mayores, he leído que el presidente de dicho Comité se ha puesto en huelga de hambre como medida adicional.

Mi consejo para este señor es que una de dos, o abandone tan peregrina iniciativa (salvo que sea de otra organización no funciona) o que se confiese si es creyente. Delphi va a cerrar la planta, más temprano que tarde. Esta empresa lleva una larga temporada con problemas a nivel mundial, de hecho suspendió pagos, y está tomando medidas drásticas para encauzar su rumbo. La primera es cerrar las plantas menos competitivas o que menos interés tienen en su estrategia y centrar sus actividades en mejores ubicaciones. Estas mejores ubicaciones, serán sitios con mano de obra más barata y formada, mercado del automóvil creciente, ayudas fiscales,....etc. Es decir, Europa del este y el sudeste asiático. Delphi es una crónica de una muerte anunciada. Un obispo gallego una vez dijo que es más fácil, y agradable, crear vida que resucitar a un muerto.

La pena es por los trabajadores afectados, los menos culpables de esta situación. Es la dinámica de la “creación destructiva” oxímoron enunciado por Schumpeter, cruel y eficaz en la generación de progreso. Estos señores lo tienen muy mal y es una pena. Sus acciones y protestas son perfectamente comprensibles, pero me temo que van a ser inútiles. Cuando una empresa decide cerrar, no se puede hacer nada. Exigirle que paguen lo que debe, sea lo que sea, lo pagará y se irá.

Lo que mantiene una empresa en vida es su competitividad, no ayudas administrativas ni subvenciones, éstas pueden servir en los incios pero la empresa tiene que funcionar por sí misma. Lo que mantiene a un trabajador en mercado es su grado de empleabilidad, su formación, flexibilidad, edad,....Que el entorno sea favorable, será más fácil encontrar trabajo, dentro de este sector en Detroit, que en Cádiz. Lógicamente a estos señores de Delphi, a estas alturas no se les va a hablar de esto, porque su problema es su empresa, no temas de más alcance. Chaves está tratando de mantener abierta la planta hasta las elecciones de Mayo, ya veremos. El lograr población competitiva y entornos competitivos no es una labor de una legislatura, generalmente este trabajo rinde frutos en posteriores legislaturas, es decir otro se lleva las medallas. A lo que no están dispuestos nuestros políticos, ni sus votantes, que no valoramos el largo plazo, el esfuerzo y la exigencia. Premiamos antes el corto plazo efectista y sin futuro sólido, que el futuro sensato. El resultado, las delphis y más casos por todos conocidos.

No sé cómo no van a consentir que Delphi cierre la planta, el Comité de Empresa. Pero estas situaciones deberían hacer plantearse muchas cosas a las Administraciones. La realidad es muy insistente y tremendamente objetiva.

Hablando de noticias económicas y chantajes, hoy en
Expansión, viene un artículo interesante de M.A. Belloso.

2 Comments:

Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
Cssualmente, la formacion es fruto de los sistemas de enseñanza y como todos los indicadores marcan, España esta a la cola de la OCDE y segun las malas lenguas, Andalucia paso a estar dentro de los parametros del Informe PISA a desaparecer en sus conclusiones, porque aqui, el nivel es de los peores de España. Por esto, a pesar de demagogos y pedagogos (casualmente riman) y de los politicos que pretenden una sociedad de borregos y no de ciudadanos criticos, es tan importante una enseñanza de calidad, para mirar mas alla del corto plazo. Sin embargo, en España se decide quitar el cero, alegando que es imposible que un alumno que asiste a clase obtenga cero conocimientos en una materia (quien diga eso o es un demagogo o no ha dado clase en secundaria) y que por tanto, la nota minima es un cero, para que los pobrecitos no se traumaticen, hasta que lleguen a su primer empleo y el jefe les despida por ignorantes, vagos e irresponsables.

Saludos a todos.

12:50 p. m.  
Blogger D. Blas de Lezo said...

Estimado Wallenstein:

Gracias por tu visita y totalmente de acuerdo con tu comentario.

Un cordial saludo.

12:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home