viernes, abril 30, 2010

D. BLAS DE LEZO. "EL MALQUERIDO"

Por motivos obvios, compro todas las biografías del almirante D. Blas de Lezo y Olavarrieta que se publican. Y las leo, hecho que a veces no logro con todos los libros que adquiero. Ahora estoy terminando “Blas de Lezo, el malquerido”.

Al leer la vida, y sobre todo, la derrota que inflingió el almirante Lezo a la mayor flota de guerra jamás vista, hasta el desembarco de Normandía, me entristece el olvido de su gloriosa figura. Comparado con el tributo que recibió, y recibe, Nelson de su pueblo, el pobre almirante guipuzcoano ha sido tratado miserablemente.

Nelson destrozó la flota franco-española, evitando la invasión de Napoleón a Inglaterra. Tuvo una vida al servicio de Inglaterra mediante las armas. Sus éxitos fueron notables. Pero tenía una ventaja sobre sus enemigos. La flota británica en la época de Nelson no tenía rival, mérito de Nelson y sobre todo de sus antecesores, como Jervis.

El almirante Lezo tuvo que luchar toda su vida contra la flota británica, nunca con ventaja de hombres y medios, salvo que era Lezo quien luchaba, que entonces si era una ventaja. Dejándose medio cuerpo en la batalla. Era cojo, manco y tuerto, de ahí su apodo: “mediohombre”. Con menos medios derrotó a los británicos en sus encuentros, como la captura de la “Stanhope”. Y la épica derrota de Vernon y la poderosísima flota británica en la defensa de Cartagena, con una desigualdad de medios abrumadora.

España pagó con el olvido a uno de sus más gloriosos héroes. Hecho no infrecuente. Soy español y porque quiero a mi país, me duelen mucho estas cosas. Ya que estamos con la memoria empecemos con dar el justo tributo y gloria a hombres como el almirante Lezo.

3 Comments:

Blogger Il Venturetto said...

No es la primera vez que tratas el tema y desgraciadamente no creo que sea la última.

Y lo peor es que en esta España de Dios, además de olvidarnos de nuestros ilustres, dejamos que nos escupan en la cara.
No sé si habrás visto que colgaron durante meses a De Juana (no a él, sino su foto) presidiendo una sala en la Facultad de Geografía e Historia.

Por suerte aún queda gente de bien como usted que nos pincha de vez en cuando para que despertemos de este letargo.

Un fuerte abrazo D. Blas.

1:49 p. m.  
Blogger D. Blas de Lezo said...

Amigo Venturetto:

Pues sí, lo del muchacho de Juana, es de aurora boreal.

Y Luego nos preguntamos porqué nos va así.

Abrazo y gracias por tu visita.

2:34 p. m.  
Blogger Lucas said...

La historia no tanto se niega a revelar como venció Blas de Lezo a la Corporación Británica, sino que, aún se niega a confesar verdaderamente que fue lo que venció o retardó Blas de Lezo en la historia. Pero, hoy nos podemos dar cuenta del poder supranacional de los masones y su plan de monopolización mundial; ellos, en todos estos siglos se han encargado de la dirección de la gran fábrica de mentiras ideológicas; con el fin de producir armas, guerras, guerrillas, préstamos, pobreza, mercado negro, expropiaciones, saqueos, etc... Solo para que en todo el mundo domine la razón de la Corporación Británica.
Ellos, en Cartagena de Indias, con la segunda flota naval más grande conocida hasta ahora en la historia, pretendieron instaurar el inicio de su soberanía y lengua mundial, y a la vez, vengarse del terror de sus piratas y saqueadores; pero resultó que si no se “viengan” a Jamaica, Blas de Leso los mata a todos.
La dirección masónica mundial preparó ese escenario de desamparo y traición en Cartagena de Indias, para adueñarse de América e humillar a Blas de Leso, pero salieron trasquilados. Décadas después, cuando vencieron a Napoleón Bonaparte, en Trafalgar y Waterloo, profundizaron el cuento de las falsas independencias americanas, para que creyéramos que en América, somos libres, y no los volviese a espantar otro Blas de Leso.
http://www.lucasblancoacosta.com/medio-hombre.php

11:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home