sábado, noviembre 20, 2010

ELIMINACIÓN DE IMBÉCILES.

Ayer me encontré con un ilustre consultor, versión ribereña del Ebro. El hombre anda siempre con tonterías que en época de auge algún incauto le compra. Como dicen los ingleses “Ineffective Combat Operations". Me indicó que era absolutamente necesario que empezáramos un programa de “retención del talento”. Estamos para lírica….

Le pregunté si no tenía un programa eficaz de “eliminación de imbéciles”, que con la legislación española eso está difícil y encima los más imbéciles están en el Comité, lo que les hace intocables. No me pudo dar solución. Le comenté que eso era lo que tenían que pensar y que sería un producto de gran venta.

El mariscal Montgomery, decía que a los tontos vagos, les dejaran en paz, pero que a los tontos con iniciativa los fusilaran. Hay algún problema para aplicar esto, pero es una idea base que tiene sentido empresarial.

2 Comments:

Blogger Il Venturetto said...

Se me ha venido a la memoria el libro de Feynman "¿Está usted de broma Sr. Feynman?" (divertidísimo) donde decía:

Había en esa conferencia un montón de tontos —de tontos pedantes— y los tontos pedantes me crispan. Los tontos corrientes no tienen nada de malo; se les puede hablar, se les puede ayudar a salir de su situación. Pero los tontos pedantes —tíos que son imbéciles y se dedican a disimularlo a base de impresionar a la gente haciéndoles ver lo maravillosos que son a base de palabrería... ¡A ESOS NO PUEDO AGUANTARLOS! Un tonto ordinario no es un estafador; un tonto ordinario no es más que eso, tonto. Y ya está. ¡Pero un tonto deshonesto es algo terrible! Y eso es lo que me encontré en la conferencia, un montón de tontos infatuados, que me sacaron de mis casillas. No estoy dispuesto a dejarme enojar de ese modo nunca más, así que no volveré a participar en conferencias interdisciplinares nunca más.

El fusilamiento tiene sentido militar, empresarial y humano diría yo.

Un abrazo D.Blas.

10:44 a. m.  
Blogger D. Blas de Lezo said...

Amigo Venturetto:

Excelente comentario, muchas gracias.

Un abrazo.

11:04 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home