miércoles, octubre 11, 2006

NAPOLEÓN Y EL "ACOSO"

Las ferias del libro de ocasión son muy interesantes, siempre se encuentra algún libro de la época final del siglo XVIII y principios del XIX, época napoleónica. En mi última visita a una de estas ferias, encontré una biografía de Napoleón que no tenía, que había buscado en librerías habituales, y que ya no se editaba. Ya he comentado en esta bitácora que en esa época dieron en coincidir tres grandes hombres por los que siento una gran admiración: Napoleón, Nelson y Wellington. Amén de muchos otros, políticos, científicos, militares,.... que vivieron en esos tiempos, de los “últimos titanes”. De ellos mi predilección es para el sire. Coincido con un historiador francés, que escribió lo siguiente sobre el momento de la muerte de Napoleón: Y de pronto, desciende la noche tropical . Sin articular sonido, Napoleón devuelve al Creador el más poderoso soplo de vida que jamás animara la arcilla humana.

El releer una biografía de Napoleón, nos lleva a su infancia y su paso por la escuela militar de Brienne. En esta escuela Napoleón sufrió el desprecio de sus compañeros, por ser corso, no hablaba francés, por ser pobre y por su aspecto débil, era muy delgado y pequeño de estatura. Nunca se rindió, ni se sometió a las burlas. Peleaba constantemente con todo aquel que hería su honor, lo que debía ser todos los días, no le importaba el número ni el tamaño de los adversarios. Esto le ocasionó numerosos castigos de los educadores, nunca le importó. Repito, Napoleón nunca se rendía. Paulatinamente su coraje y espíritu fueron ganando el respeto de sus compañeros, esta época forjó parte de su extraordinaria personalidad.

Respecto a su altura, hay una anécdota, creo que fue con Murat, donde éste poniéndose a su lado le dijo: Sire, veis que grande soy, Napoleón le respondió: Vos sois sólamente alto, yo soy grande.

5 Comments:

Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
Las informaciones que tenia sobre Napoleon manifestaban que era hijo de un funcionario frances en Corcega y que hasta que no obtuvo prestigio, hablaba un frances italianizado, diciendo su apellido como Buoniparte.
Sin embargo, como señalas, Napoleom hubo uno y la inmensa mayoria podremos ser altos o bajos, pero en muchos casos los mas debiles estan desprotegidos ante los mas fuertes. Me tomo la libertad de decirte que la situacion actual de acoso y violencia en los centros docentes no es para hacer comentarios donde se diga que el acoso es algo de siempre y que ahora la gente es mas debil. Quizas ahora es que se han perdido los ultimos restos de moralidad que antaño podian existir de respeto a un codigo, porque como señalas Napoleon se acabo por ganar el respeto de sus compañeros, pero es que hoy dia un alumno que se enfrente a sus "compañeros" no se gana el respeto de esa chusma, se gana aun mas su odio y asi tenemos por ejemplo el caso de Jokin entre otros motivos porque los mismos profesores prefirieron mirar a otro lado. Lo que hay que perseguir es a los acosadores y a los que se aprovechan de su fuerza para hacer daño a los mas debiles, porque grandes como Napoleon surgen cada siglo.
Saludos a todos.

12:38 p. m.  
Blogger D. Blas de Lezo said...

Estimado Wallenstein:

El post que he hecho es fundamentalmente sobre Napoleón, no sobre el acoso, eso es un tema accesorio y parte de su devenir personal, sobre el que iré glosando temas que sean más curiosos. Si se quiere detalle y amplitud, hay que ir a los libros.

Sobre tu interpretación sobre mi comentario no voy a hacer ningún comentario, pero no es acertada. No voy a decir más. Símplemente citaré a Richelieu, que dijo "dadme dos línes escritas de cualquier persona y encontraré algo por lo que condenarle". Yo suelo escribir más de dos líneas.

Yo soy padre y me preocupa mucho el acoso, pero de eso no escribo aquí ni escribiré, como tema principal. Si ha menester, el Señor no lo permita, lo viviría como padre.

La verdad, es que no varío ni una línea, ni letra de lo dicho sobre el paso del sire por Brienne.

Gracias por tu visita y saludos cordiales.

9:37 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Amigo Blas de Lezo, ¿recibiste mi correo electrónico? Por cierto, te invito a que veas el nuevo diseño de Etimologías.

Un saludo cordial de Cromwell.

2:55 a. m.  
Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
Don Blas quizas en mi exposicion pude ir mas alla de las buenas formas, lo cual no era mi intencion. En ese sentido, mil disculpas si te has sentido atacado, ya que el comentario no tenia la mas minima acritud.
Lo que critico o al menos lo intente, es que mientras que Napoleon no se rindio nunca y se acabo ganando el respeto de sus "colegas" hoy dia por desgracia no sucede eso. El alumno que se enfrenta hoy dia a los "compañeros" no se gana el respeto al enfrentarse a ellos, se gana aun mas su odio.
Por tanto, se ha perdido ese supuesto "codigo" que en otros momentos si se podria dar.
Espero haberme explicado ahora mejor y haber matizado mi intervencion anterior.
Saludos a todos.

10:25 a. m.  
Blogger D. Blas de Lezo said...

Estimado Wallenstein:

Tus formas como siempre son correctísimas. A veces tenemos "fuego amigo", en el sano debate.

Un abrazo amigo y gracias por tu visita.

10:31 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home