jueves, julio 29, 2010

AMOR DE MADRE

Exhorto de una madre romana a su hijo:

"Si en combate te llegara a asaltar el miedo, domínalo; que ningún romano pueda decir jamás que vio a un miembro de nuestra familia temblar frente a la espada enemiga; pero si no pudieras contenerlo, arrójate bajo las ruedas de la cuadriga oponente. Habrás contribuido con tu cuerpo a la victoria; obtenerla es tu deber como soldado de Roma.

Porque eres lo que más quiero, prefiero verte muerto, a vivo y cobarde".

En castellano actual: llega el primero y vete el último. No preguntes por vacaciones ni horas de convenio. Acepta los trabajos que te encomienden sin rechistar, si te riñen cállate, si tienes calor o frío no los sientas, corre más que tus adversarios. Busca las tareas de gloria. Nunca te encomiendes al Comité, y no seas servil. Si te despiden o no te dan lo que mereces, un hombre acabará logrando su fin en otro sitio, paciencia y tesón. Vuelve con tu escudo o sobre él.

2 Comments:

Blogger Il Venturetto said...

Perdón por tardar tanto en comentar, pero esto es, como siempre, fantástico.

Un abrazo D.Blas

1:20 p. m.  
Blogger D. Blas de Lezo said...

Amigo Venturetto:

Eres muy amable. Gracias por tu siempre bienvenida y gratificante visita.

Abrazo.

7:30 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home