viernes, julio 09, 2010

LOS ORÁCULOS ANIMALES

La primera guerra púnica, fue fundamentalmente naval. Empezó dominando la experimentada y numerosa flota cartaginesa, pero Roma aprendía rápido y sólo pensaba en la victoria. Al final venció. Antes de un encuentro entre las flotas romana y púnica, el almirante romano, consultó el oráculo de los pollos. Si comían, los presagios eran favorables. Los pollos no comieron, el almirante los arrojó por la borda diciendo, “si no comen que beban”. El resultado de la batalla fue favorable a Cartago.

Los romanos eran muy respetuosos con los oráculos de los animales. Pero muy pragmáticos, igualmente. César al cruzar el Rin, antes de un encuentro contra los germanos, el día anterior, llenó de maíz la zona donde debían consultarse los pollos sagrados. Comieron y César venció.

El pulpo ese, ya puede elegir hoy a la sagrada España, si no, por Júpiter, que no habrá paz entre su raza y la nuestra. Y guiados por lo gallegos acabaremos con su estirpe.

2 Comments:

Blogger Il Venturetto said...

¡Jajajaja! D. Blas, es usted un cachondo. Si es al modo gallego, habría que acabar con la estirpe de los octópodos elija lo que elija el pulpo ese :D

¡Un abrazo!

8:54 a. m.  
Blogger D. Blas de Lezo said...

Amigo Ventura:

Si el pulpo no elije bien, no podremos contener a los nobles galaicos en su venganza. Gallega en este caso. Y nosotros deberemos seguirles

Abrazo amigo.

9:36 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home