jueves, noviembre 15, 2007

DEUS VULT

Desde hace varios años, vivo y trabajo a orillas del Ebro en frente de donde Santiago Apóstol guió a las huestes cristianas en la batalla de Clavijo contra el invasor infiel. Pero soy de Valladolid, y donde yo estoy está Valladolid, parafraseando al autor de “La montaña mágica”.

Ayer, S.M. los Reyes, visitaron mi ciudad natal, y el recibimiento fue muy efusivo, se veía al Rey contento. Me alegra que disfrutaran en Valladolid.

Muchas veces he criticado al Rey, y lo seguiré haciendo, pero en estos momentos lo defiendo incondicionalmente y apoyo su actuación en la Cumbre Iberoamericana. El ser Rey de España es una de las responsabilidades más altas que puede tener un hombre, por lo que se exige un comportamiento acorde. Cuando el regio desempeño deja que desear, es nuestra obligación de fieles y leales súbditos/ciudadanos reconvenir al Rey. Pero cuando S.M. se comporta como se espera de él, todos debemos estar con él. La llamada al orden al hotentote venezolano y el mostrar su regio disgusto cuando el otro “estadista” nicaragüense habló mal de España, fue más que correcto, fue necesario.

Hay un discurso que discrepa sobre el modo de llevar a cabo su llamada la orden al bellaco de Chávez, fundamentalmente proviene del entorno del Gobierno. Ayer tuve la oportunidad de ver el final del debate que se realiza en la cadena Cuatro, donde Concha García Campoy (espléndida señora) conduce a una serie de tertulianos. En este debate, varios de los mismos, afeaban el modo de conducirse de S.M., principalmente Mª Antonia Iglesias y un ciudadano, no sé cómo se llama, que es muy parecido al inventor de la serie de películas de “Regreso al futuro”, así como algún otro y otra. La verdad que es tema colateral el modo, pero hoy también el entorno mediático del Gobierno trata de desviar la atención y culpan a la derecha de todo. Les cuesta reconocer su error y la actuación del Ministro de Exteriores es más que lamentable.

Hoy, esta humilde bitácora apoya al Rey sin matices.

Las declaraciones de Gaspar Llamazares, el diputado del PSOE Garrido, el diputado del PNV y algún que otro orate, de similar nivel intelectual son molestos ruidos de fondo. Pero que dan muestra del sustrato en que se apoya nuestro actual Gobierno. Por cierto, Zapatero, me parece que estuvo muy correcto en el incidente de la Cumbre Iberoamericana.

Ánimo Majestad, y con el amigo del sur, Deus Vult.

1 Comments:

Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
Quizas la actuacion del rey no fue, diplomaticamente hablando, la mas oportuna o correcta. Pero en ocasiones hay que pegar un puñetazo en la mesa o con el zapato y dejar de contemporizar con los gamberros, sea un jefe de estado demagogo y lejano cada vez mas de una democracia o a un chusmilla en el vagon del metro.

Saludos a todos.

8:20 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home