jueves, julio 27, 2006

EL ESTÍO.

Los últimos acontecimientos de nuestro Gobierno siguen siendo bastante “chocantes”. Como casi siempre.

El actual juicio de los asesinos de ETA refleja lo difícil y complicado que va a ser el proceso. Hay alimañas que no pueden incluirse en una negociación y los mensajes que lanza el Gobierno es que hay “barra libre”. Espero sea una táctica, aunque mucho me temo que busca más un rédito electoral que realmente una finalización de un grupo asesino desde una postura firme del Estado de Derecho.

La actitud con el conflicto de Israel es, cuanto menos, imprudente. Sin duda que, de la población emigrante la mayor parte es marroquí, con lo que la rentabilidad electoral está asegurada, pero en cuanto a política exterior esta imprudencia y profusión de gestos, más propios de fiesta del PCE que de un Gobierno responsable, no es buena. Hasta Francia, que ha sido la postura de Europa más encontrada a Israel en Oriente Medio , está prudente y esperando.

La ley de la memoria histórica tiene visos de un revanchismo radical, hasta desde el mismo PSOE surgen voces que indican lo innecesario y dañino de esta medida.

Comentaba el otro día una persona, muy poco sospechosa de tener un carnet del PP; si no todo lo contrario, que este Gobierno tiene una querencia fortísima hacia la radicalidad, la improvisación y el rédito electoral a corto (sin importar ninguna otra consecuencia). Esta incompetencia es atemperada por una política mediática muy fuerte y lejana de cualquier objetividad. El precio de que al Gobierno se le permita jugar al 36, a la paz vasca, a apoyar al islamismo radical, meterse con USA, amigarse con los “estadistas iberoamericanos”,....etc., es permitir a los grupos mediáticos amigos “forrarse” con las medidas legislativas y gubernamentales que sean necesarias, a los otros mantenerlos expectantes con alguna prebenda (por cierto su rentabilidad es tremenda, por lo que están calladitos. El dinero es muy pragmático, lo que no me parece especialmente censurable. En su web pone “.com” no “.org”). Y por supuesto a los personajes influyentes, banqueros, constructores,....etc. incrementar su negocio a costa del estado de derecho y de una necesaria liberalización de nuestra economía (i.e. Endesa, movimientos bancarios,....). Con lo que todos contentos, unos cada vez haciendo más dinero en un entorno favorable, que nos penaliza de forma muy importante y los otros en las barricadas.

Los resultados políticos son inquietantes, pero los resultados económicos son muy peligrosos. Estamos viviendo un período pasajero, basado en un modelo que debe ser coyuntural y que no ha tenido la necesaria evolución. El futuro económico muy incierto, sirva como muestra la evolución de la competitividad, inflación y balanza de pagos. Todo lo demás, son artificios.

1 Comments:

Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
En Europolis de don Juan Pedro Quiñonero, han aparecido una serie de reseñas y articulos de prensa extranjera donde se habla de los malos indicadores economicos de España y de incluso del peligro de que España pueda dejar de pertenecer al Euro. Sin embargo, en la prensa nacional, no sale nade de esto.
El verano parece que va a ser caliente, pero creo que el otoño y el invierno tiene pinta de ser mas que el verano. Al tiempo por desgracia.

Saludos a todos.

10:49 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home